Descubre estos 8 rasgos de las personas manipuladoras

Escrito por Gabineti

Seguro que, en algún momento de tu vida, te has encontrado con una persona manipuladora. Este tipo de individuos no tienen reparo en tratar de convencerte para que cedas a sus peticiones, aun cuando vayan en contra de tus deseos o principios.

Para eso, utilizarán toda clase de estrategias: hacerte sentir culpable, emplear el gaslighting o luz de gas, realizar ataques personales… y todo ello puede ocasionarte graves problemas a nivel psicológico (falta de autoestima, inseguridades, depresión…).

Conocer los rasgos de los manipuladores emocionales es clave a la hora de identificarlos, enfrentarlos y, si fuese necesario, alejarse de ellos. En este post te los explicamos en detalle.

Rasgos de una persona manipuladora

¿Alguna vez te has preguntado cómo es un manipulador? Atento, porque estos son 8 de los rasgos que los identifican.

Es un experto en detectar las debilidades de los demás

Una persona manipuladora no solo encuentra con facilidad las debilidades ajenas, también las utiliza en contra de la víctima. Por ejemplo, si tienes cualquier tipo de duda o hay algo que te da vergüenza y no quieres que se sepa, tratará de averiguarlo para presionarte y que cedas a sus deseos.

No se detiene hasta conseguir lo que desea

Para un manipulador emocional el fin justifica los medios, por lo que no tendrá escrúpulos en traicionar a quien sea con tal de lograr sus objetivos. Además, seguramente sea un gran actor, de ahí que la mayor parte de sus comportamientos pasen desapercibidos.

Muestra una gran seguridad

Si algo caracteriza a las personas manipuladoras es la gran seguridad que proyectan. Esto lo utilizan en su favor para convencer a las víctimas de que hagan justo lo que quieren: renunciar a sus creencias, alejarse de su círculo cercano (familia, amigos…), dejar su trabajo…

Utiliza la mentira

Un manipulador emocional no es honesto. Así, utilizará la mentira, el chantaje o la exageración con tal de ejercer un control sobre la otra persona para salirse con la suya. Por supuesto, también puede convertirse en todo un seductor: si la víctima se siente halagada será más fácil que baje la guardia y acceda a cumplir sus deseos.

Siempre quiere ser el centro de atención

La persona manipuladora suele sentirse superior a los demás. De hecho, es común que tenga rasgos narcisistas y egocéntricos. Por ello, siempre buscará ser el centro de atención. Si es necesario, hará sentir mal a la víctima con el fin de seguir destacando.

Se hace la víctima

Esta es una estrategia muy utilizada por el manipulador, ya que de esta manera consigue que la víctima sienta empatía hacia él. Después lo usará en su contra con el único objetivo de hacer realidad sus deseos.

Tiene una ambición desmedida

Su habilidad manipuladora le puede permitir llegar a donde quiera, aunque para ello tenga que apropiarse de méritos ajenos. Su ambición es exagerada y sus ganas de poder, ilimitadas.

El abuso es una constante

En cuanto consigue controlar a su víctima, ejerce su influencia sobre todo su entorno: familia, trabajo, amistades… Además, es posible que adopte una actitud comprensiva, lo que puede confundir a la otra persona sobre si está siendo manipulada o no.  

Los principales tipos de manipuladores emocionales

Existen distintos tipos de personas manipuladoras en función del rol adoptado o las estrategias seguidas. Tienes las más relevantes a continuación.

  • El agresivo. Amenazan, intimidan o coaccionan a los demás para conseguir que le obedezcan. Por ejemplo, pueden decir frases como “si no haces lo que te pido, me voy de casa”. Las víctimas, por evitar peleas o enfrentamientos, ceden a sus peticiones.
  • El desprestigiador. Se posicionan en contra de todo lo que hacen sus víctimas. Siempre que tengan la oportunidad, mostrarán sus defectos y las ridiculizarán, tanto directamente como por la espalda, hablando mal de ellas a su entorno para perjudicarlas. 
  • La falsa víctima. Este tipo de manipuladores adoptan el rol de víctima para dar lástima. Así, se centran en su propio dolor para justificar sus conductas. Además, utilizan esta estrategia para conseguir que los demás se compadezcan de ellos y accedan a sus deseos.
  • El interpretador. Son retorcidos y maquiavélicos, ya que utilizan las afirmaciones y palabras de sus víctimas en su contra. Para ello, las sacarán de contexto, cambiarán su significado, modificarán la intención real que tenían…
  • El dependiente. Hacen sentir a los demás superiores, mientras que ellos se colocan en una posición débil para que les presten la ayuda que tanto necesitan.

Gabineti, terapia psicológica online

¿Crees que puedes ser víctima de una persona manipuladora? ¿Te han manipulado y esto ha dejado secuelas psicológicas en tu vida? Pide ayuda profesional. En Gabineti contamos con un amplio equipo de psicólogos colegiados que te ayudarán a recuperar tu bienestar emocional.

Todas las sesiones son privadas y personalizadas. Además, se realizan de forma online y con una gran flexibilidad horaria.

Artículo por Gabineti

Gabineti es la plataforma de consulta psicológica online líder en español. El equipo de redactores busca traerte los mejores contenidos semanalmente. Suscríbete a nuestra newsletter para permanecer enterado de todas las novedades.

Toda la salud mental en tu correo

De conformidad con el RGPD y la LOPDGDD, GABINETI tratará los datos facilitados con la finalidad de enviar un boletín informativo periódico. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad. Si haces click en el botón SUCRIBIRME usted, mediante acción positiva, entiende y acepta el tratamiento de sus datos tal y como se describe anteriormente.

Artículos relacionados

Mitomanía: adentrándonos en la mente del mentiroso compulsivo

Mitomanía: adentrándonos en la mente del mentiroso compulsivo

La mentira, una realidad presente en el comportamiento humano, adquiere un matiz patológico cuando se convierte en un patrón repetitivo y descontrolado, dando lugar a la mitomanía, también conocida como pseudología fantástica. Este trastorno psicológico se caracteriza...

Domando al Dragón del Estrés: Estrategias para Bajar el Cortisol

Domando al Dragón del Estrés: Estrategias para Bajar el Cortisol

El cortisol, conocido como la "hormona del estrés", juega un papel crucial en la respuesta de "lucha o huida" de nuestro cuerpo. Si bien es esencial para afrontar situaciones desafiantes, los niveles crónicamente elevados pueden tener consecuencias nefastas para...