¿Cuáles son los beneficios de las rutinas en los niños?

Escrito por Gabineti

Establecer rutinas en los niños es muy beneficioso para ellos a nivel emocional y psicológico. Así, no solo les proporciona tranquilidad y seguridad, también les ayuda a ser más responsables en sus tareas diarias y a comer y dormir mejor. Además, a los padres les permite tener una mejor organización en casa.

¿Quieres saber más sobre el tema? A continuación, te mostramos todos los beneficios de las rutinas en los niños y qué tipos de hábitos se pueden inculcar a los más pequeños.

4 grandes beneficios de las rutinas en los niños

En los centros educativos las rutinas suelen estar muy presentes, pero también es necesario establecerlas dentro del hogar. De esta manera se pueden marcar unos horarios y un orden concreto, haciendo que los niños comprendan mejor los límites y las normas, proporcionándoles un entorno seguro y organizado y así favorecer su desarrollo personal y su bienestar emocional. De hecho, la falta de rutinas puede dar lugar a problemas conductuales o de comportamiento, así como conflictos familiares

En definitiva, no cabe duda de que las rutinas en los niños son realmente beneficiosas y, a continuación, te detallamos las más relevantes.

Aportan tranquilidad y seguridad

Para los niños todo es desconocido, lo que les puede ocasionar ciertas inseguridades o incluso miedo. En este sentido, las rutinas les ayudan a saber qué hacer en cada momento, aportándoles una mayor seguridad y tranquilidad.

Del mismo modo, también les permiten reducir los niveles de ansiedad que se generan ante la incertidumbre de no saber qué va a pasar o qué se va a realizar a lo largo del día. Así, gracias a ellas sienten un mayor control de la situación.

Ayudan a ser más cooperativos

Por lo general, los niños con rutinas establecidas tienden a ser más colaborativos en las tareas diarias. Esto, a su vez, evita disputas y conflictos familiares, ya que entienden qué es lo que se debe realizar en ese momento.

Por ejemplo, si a las 16.00 tienen que hacer sus deberes, no será necesario insistir, ellos mismos sabrán que es la hora de estudiar y no existirá discusión posible. Lo mismo ocurre con otro tipo de rutinas: lavarse los dientes después de comer, acostarse y levantarse a una hora determinada…

Aprenden a ser responsables

¿Sabías que las rutinas en los niños también les permiten ser más responsables? Al conocer qué deben hacer en cada momento no necesitarán que sus padres se lo recuerden cada día. Además, aprenderán a cepillarse los dientes, a preparar su mochila, poner la mesa, hacer sus tareas académicas… lo que se traducirá en una mayor autonomía e independencia, clave para su desarrollo personal y autoestima.

Favorecen el buen ambiente familiar

Las rutinas en los niños también logran crear un clima familiar mucho más relajado y tranquilo. Piensa que, si desde pequeños entienden y comprenden dónde están los límites o qué tareas y actividades tienen que hacer, les ayudará a aceptarlas con mayor facilidad. Así, no sentirán que se trata de una orden o una imposición, lo que seguramente evite discusiones innecesarias y luchas de poder.

¿Qué tipos de rutinas se pueden establecer?

Las rutinas son muy beneficiosas para los niños. Por ello, deben inculcarse desde que nacen y, por supuesto, adaptarlas y modificarlas a medida que crecen en función de sus necesidades.

Por otro lado, también es posible variarlas ligeramente los fines de semana o en el periodo estival, siempre y cuando los cambios no les afecten y no les provoque irritabilidad, alteraciones en el sueño, etc. Además, una vez haya que retomar las rutinas habituales, deben incorporarse de forma progresiva para que les cueste menos asumirlas.  

Algunas de las rutinas que se pueden inculcar son las siguientes:

  • Rutinas horarias. Es importante que los niños tengan unos horarios de comida establecidos, así como unos hábitos de sueño concretos, indispensable para que descansen bien.
  • Rutinas de estudio. Conviene que los pequeños tengan un horario para realizar sus deberes y estudiar.
  • Rutinas de higiene personal como lavarse los dientes después de cada comida, especialmente antes de acostarse, o limpiarse las manos, entre otros.
  • Rutinas de ocio en familia. Es aconsejable que los niños también disfruten del tiempo en familia, ya que es muy beneficioso para su desarrollo emocional. Las opciones son múltiples: jugar a juegos de mesa, leer, pasear, cocinar todos juntos un delicioso postre…

Gabineti, terapias psicológicas online

Si necesitas ayuda a la hora de establecer unos hábitos y rutinas en el hogar, solicita asesoramiento profesional. En Gabineti contamos con un gran equipo de psicólogos que te brindarán diversas técnicas y herramientas para que puedas abordar los posibles problemas o conflictos de la mejor manera posible.

Además, todas las sesiones de psicoterapia son privadas, personalizadas y online, adaptándonos por completo a tus horarios y necesidades, así como a los de tu familia.

Artículo por Gabineti

Gabineti es la plataforma de consulta psicológica online líder en español. El equipo de redactores busca traerte los mejores contenidos semanalmente. Suscríbete a nuestra newsletter para permanecer enterado de todas las novedades.

Artículos relacionados

Trabajar con tu pareja, ¿es una buena idea?

Trabajar con tu pareja, ¿es una buena idea?

Se suele comentar que no es una buena idea mezclar el ámbito personal con el profesional, sin embargo, la realidad indica que el ambiente laboral suele ser un entorno en el que surgen nuevas relaciones sentimentales. Pero, ¿es buena idea trabajar con tu pareja? Como...

Problemas de pareja con la llegada de un bebé

Problemas de pareja con la llegada de un bebé

Las crisis de pareja son algo habitual y, siempre que se sepan gestionar de forma equilibrada, forman parte de la cotidianidad y de lo esperable. Uno de los desencadenantes más comunes se produce con el nacimiento del primer hijo, ya que suele suponer toda una...

Miedo a la soledad, ¿qué es y cómo afrontarlo

Miedo a la soledad, ¿qué es y cómo afrontarlo

Resulta paradójico que en un mundo completamente interconectado en el que podemos comunicarnos con gente que está en la otra punta del planeta, se siga padeciendo, e incluso se incremente, el miedo a la soledad. Pero cuidado, no nos referimos simplemente a no querer...