Síndrome de Hikikomori: aislamiento social juvenil

Escrito por Gabineti

El síndrome de Hikikomori es un trastorno que implica un fuerte aislamiento social voluntario y que afecta especialmente a adolescentes y jóvenes adultos. Quienes lo padecen suelen encerrarse en sus habitaciones, eliminan cualquier tipo de interacción social en persona y, en ocasiones, las sustituyen por relaciones virtuales.

El también conocido como «síndrome de la puerta cerrada» empezó a estudiarse a finales del siglo XX en Japón donde generó un impacto tan fuerte que llegó a alertar a la población y se realizaron estudios y programas de prevención.

Hoy en día se encuentran casos del síndrome de Hikikomori entre jóvenes de todo el mundo con leves diferencias culturales entre unos lugares y otros, pero con causas y síntomas similares.

¿Quieres saber qué puede provocar el síndrome de Hikikomori y el aislamiento juvenil y cuál es la mejor manera de hacerle frente? Pues sigue leyendo porque hoy te hablamos de todo ello.

¿Cuándo podemos saber que estamos ante un caso de síndrome de Hikikomori? Síntomas principales

A pesar de que cada vez el aislamiento juvenil es un problema que causa un mayor impacto, es importante saber diferenciarlo bien ya que, al igual que ocurre con otros muchos trastornos, existe cierta tendencia a utilizar el síndrome de Hikikomori como si fuese una etiqueta que se coloca erróneamente.

Su rasgo más característico es el de un comportamiento asocial que huye de cualquier participación en la esfera social, pero para que podemos hablar del síndrome de Hikikomori es importante que se cumplan una serie de factores clave:

  • El período de aislamiento ha de ser prolongado, al menos de seis meses.
  • El aislamiento ocurre en casa, generalmente encerrados en su habitación de la que no salen ni para comer. Ocupan su tiempo en actividades que puedan realizar en soledad.
  • Muestran una apatía total y desinterés por ir a su centro educativo o lugar de trabajo.
  • Su rutina de sueño se vuelve completamente inestable y pasan períodos en los que duermen muchas horas y otros en los que padecen un insomnio agudo.
  • Minimizan todo lo posible sus relaciones personales y desaparece su interés por los demás.
  • En muchas ocasiones abandonan por completo su higiene personal.

Hasta el momento ningún estudio ha sido capaz de establecer una causa definitiva a la que se pueda atribuir la aparición del aislamiento juvenil. Sin embargo, sí que existen diferentes teorías que apuntan al papel de elementos externos como episodios de acoso escolar, conflictos familiares o eventos traumáticos de alto impacto que devienen en rechazo de cualquier actividad social.

Asimismo, los jóvenes que padecen de timidez extrema, de agorafobia o sufren episodios de ansiedad o fobia social, tienen más posibilidades de llegar a desarrollar un síndrome de Hikikomori. 

Tipos de síndrome de Hikikomori

Entre los distintos grados del síndrome de Hikikomori se han descrito tres en función del aislamiento que se produce y la afectación del paciente. Veámoslos en detalle:

  • Jun-hikikomori. Se le considera una fase previa. En este estado, quien lo padece todavía sale de su habitación para ir al instituto, la universidad o el trabajo, pero regresa siempre que puede.
  • Hikikomori social. Suele ser el más frecuente. El paciente no rompe las relaciones con el resto de habitantes de la casa, aunque existe un fuerte rechazo a todo lo que lo obligue a abandonar su espacio de aislamiento (por ejemplo, acudir a su centro de estudios).
  • Netogehaijin. Se trata del grado más preocupante y se puede traducir como «zombi de ordenador». Aquí, los pacientes evitan todo tipo de interacción social con personas físicas y cualquier relación se establece únicamente a través de medios digitales.

¿Cómo se puede tratar el aislamiento juvenil?

En función del grado de afectación de cada joven, el síndrome de Hikikomori puede tratarse de formas diferentes, pero siempre contando con la ayuda de psicólogos especializados.

Según los expertos, es importante abordar el tratamiento de manera temprana y multidisciplinar. Además, también es fundamental brindar apoyo y psicoeducación a sus familias o cuidadores para atender sus necesidades y contar con las herramientas adecuadas.

Gabineti, ayuda psicológica para el aislamiento juvenil

El síndrome de Hikikomori es un problema que afecta especialmente a los jóvenes y en una amplia mayoría de casos requiere de la ayuda de un terapeuta de la salud mental para minimizar su impacto. En Gabineti contamos con un amplio equipo de psicólogos que te pueden ayudar. Las sesiones se realizan siempre de forma online, de manera confidencial e individualizada para que tú solo te tengas que preocupar de recuperar el equilibrio.

Artículo por Gabineti

Gabineti es la plataforma de consulta psicológica online líder en español. El equipo de redactores busca traerte los mejores contenidos semanalmente. Suscríbete a nuestra newsletter para permanecer enterado de todas las novedades.

Toda la salud mental en tu correo

De conformidad con el RGPD y la LOPDGDD, GABINETI tratará los datos facilitados con la finalidad de enviar un boletín informativo periódico. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad. Si haces click en el botón SUCRIBIRME usted, mediante acción positiva, entiende y acepta el tratamiento de sus datos tal y como se describe anteriormente.

Artículos relacionados

Sapiosexualidad: En busca de la mente que excita

Sapiosexualidad: En busca de la mente que excita

En el mundo de la atracción humana, la sapiosexualidad emerge como una orientación que va más allá de lo físico. Para los sapiosexuales, la inteligencia, el conocimiento y la profundidad intelectual son los ingredientes clave que encienden la llama del deseo. En este...