Trastorno afectivo estacional: definición, causas y síntomas

Escrito por Gabineti

Los cambios de estación ocasionan, inevitablemente, modificaciones en nuestros hábitos diarios y en nuestras rutinas. Además, puede que nos sintamos más cansados o incluso que notemos ciertos cambios de humor. Sin embargo, si se prolongan y vienen acompañados de otros síntomas como desorden del sueño, pensamientos negativos y alteraciones en el apetito, puede que estemos inmersos en un trastorno afectivo estacional (TAE).

¿Sabes en qué consiste, cuáles son sus causas y sus síntomas? Te lo detallamos todo en este post.

¿Qué es el trastorno afectivo estacional?

El trastorno afectivo estacional (TAE) es un tipo de depresión asociado a los cambios de estación, por lo que es periódico. Lo habitual es que comience a finales de otoño o principios de invierno y desaparezca una vez entrada la primavera o el verano, aunque también puede desarrollarse a la inversa.

En estos periodos, la persona que lo sufre tiene cambios considerables en su estado de ánimo, en su forma de pensar y en sus comportamientos. Así, puede sentirse más triste de lo normal, con fatiga, sentimientos de tristeza, cansancio…

¿Cuáles son las causas del trastorno afectivo estacional?

Se desconoce el origen del trastorno afectivo estacional. Sin embargo, las investigaciones señalan que pueden existir varios factores que influyen en su desarrollo, como tener sensibilidad a la luz, una disminución de la secreción de serotonina o alteraciones en el ritmo circadiano.

Asimismo, también se sugiere que las personas con TAE cuentan con una regulación anormal de melatonina, la hormona encargada de mantener el ciclo de sueño y vigilia. Si se producen bajos niveles puede causar problemas para conciliar el sueño, mientras que una sobreproducción aumentaría la somnolencia.

Por otro lado, el trastorno afectivo estacional tiende a afectar más a mujeres que a hombres y suele originarse a partir de los 20 años. Además, según diversos estudios, afecta hasta al 10% de la población mundial.

Síntomas del trastorno afectivo estacional

Los síntomas del TAE duran, aproximadamente, 4 o 5 meses. Además, al estar catalogado como un tipo de depresión, muchos de ellos se relacionan con la sintomatología que se presenta en una depresión mayor. Otros son específicos, pudiendo variar según se trate del trastorno estacional de invierno o de verano.

Por supuesto, no todas las personas con TAE experimentarán todos los signos que se muestran a continuación.

Síntomas de la depresión mayor

  • Sentimientos de tristeza y pensamientos de desesperanza.
  • Falta de interés y disfrute en actividades que antes le agradaban.
  • Incapacidad o dificultad para concentrarse.
  • Problemas de sueño.
  • Fatiga, cansancio o poca energía.
  • Alteraciones en el apetito o en el peso.
  • Sensación de desesperanza.
  • Pensamientos recurrentes sobre el suicidio o la muerte.

Síntomas específicos del trastorno afectivo estacional de invierno

  • Hipersomnia, es decir, sufrir un aumento de las horas de sueño.
  • Aislamiento social.
  • Incremento del apetito, con ganas de consumir especialmente carbohidratos.
  • Aumento de peso.

Síntomas específicos del trastorno afectivo estacional de verano

  • Insomnio o dificultad para conciliar el sueño.
  • Sentimientos de inquietud.
  • Ansiedad.
  • Falta de apetito, ocasionando una pérdida de peso.
  • Episodios violentos o de irritabilidad.

¿Se puede prevenir el trastorno afectivo estacional?

Existen diversos consejos que puedes poner en práctica para prevenir la aparición del TAE o reducir sus síntomas, aunque variarán dependiendo de si se trata de un patrón invernal o estival.

En el caso del trastorno afectivo estacional de verano es posible recurrir al control de los factores ambientales para mejorar el estado de ánimo, como darse duchas frías o intentar estar en zonas con aire acondicionado. Asimismo, otra opción es utilizar persianas o cortinas opacas que permitan reducir la entrada de luz en el hogar, especialmente en la habitación.

¿Y el TAE de patrón invernal? En este caso, es recomendable exponerse a la luz solar tanto como sea posible, ya sea dando paseos durante el día, realizando deporte al aire libre o caminando por entornos naturales. Esto permite reducir los niveles de estrés y potenciar la producción de serotonina.

Por supuesto, para mitigar los síntomas del trastorno afectivo estacional conviene cuidar la alimentación, mantenerse activo e intentar disfrutar de momentos de ocio con amigos y familiares con el fin de evitar el aislamiento social.

Gabineti, terapia psicológica online

Sentirse decaído o triste algunos días es normal. Ahora bien, si estos sentimientos se prolongan en el tiempo y aparecen cambios de humor, alteraciones de sueño, pensamientos negativos recurrentes o modificaciones en el comportamiento es importante pedir ayuda a un profesional de la salud mental. En Gabineti contamos con un gran equipo de psicólogos especializados que te pueden ayudar a afrontar el TAE y recuperar tu calidad de vida. Además, todas las consultas de psicoterapia son confidenciales, personalizadas y online, adaptándonos por completo a tus horarios y necesidades.

Artículo por Gabineti

Gabineti es la plataforma de consulta psicológica online líder en español. El equipo de redactores busca traerte los mejores contenidos semanalmente. Suscríbete a nuestra newsletter para permanecer enterado de todas las novedades.

Artículos relacionados

Trabajar con tu pareja, ¿es una buena idea?

Trabajar con tu pareja, ¿es una buena idea?

Se suele comentar que no es una buena idea mezclar el ámbito personal con el profesional, sin embargo, la realidad indica que el ambiente laboral suele ser un entorno en el que surgen nuevas relaciones sentimentales. Pero, ¿es buena idea trabajar con tu pareja? Como...

Problemas de pareja con la llegada de un bebé

Problemas de pareja con la llegada de un bebé

Las crisis de pareja son algo habitual y, siempre que se sepan gestionar de forma equilibrada, forman parte de la cotidianidad y de lo esperable. Uno de los desencadenantes más comunes se produce con el nacimiento del primer hijo, ya que suele suponer toda una...

Miedo a la soledad, ¿qué es y cómo afrontarlo

Miedo a la soledad, ¿qué es y cómo afrontarlo

Resulta paradójico que en un mundo completamente interconectado en el que podemos comunicarnos con gente que está en la otra punta del planeta, se siga padeciendo, e incluso se incremente, el miedo a la soledad. Pero cuidado, no nos referimos simplemente a no querer...