¿Qué es la dispareunia y cuáles son sus causas psicológicas?

Escrito por Gabineti

¿Tus relaciones sexuales son dolorosas y sientes molestias durante el coito? En ese caso es probable que sufras dispareunia, una disfunción sexual que afecta hasta el 12% de las mujeres en edad fértil. Además, puede tener su origen en causas físicas o psicológicas, que son las que abordaremos en este artículo.

Si quieres saber qué es la dispareunia, cuáles son sus causas psicológicas y síntomas más comunes, sigue leyendo. Te ofrecemos las claves en este post.

¿Qué es la dispareunia?

La dispareunia se engloba dentro de los trastornos sexuales causados por dolor. Así, hace referencia a la aparición de dolencias antes, durante o después del coito, pudiendo abarcar diversas sensaciones: escozor, picor, ardor, molestias, tirantez…

¿A quién afecta? Principalmente a mujeres, aunque también puede existir dispareunia en hombres.

Tipos de dispareunia

Existen diversos tipos de dispareunia en función de dónde se produzca el dolor durante las relaciones sexuales:

  • Externa. En las mujeres, las molestias suelen aparecer en la entrada de la vagina, En el caso de los hombres, se desarrolla en la zona externa, es decir, prepucio, glande o escroto.
  • Interna. En las mujeres, el dolor se produce en el útero o en zonas internas de la pelvis (vejiga, ovarios…), mientras que en los hombres afectaría a testículos, próstata, vejiga o uretra.

Además, dependiendo de la etapa de vida en la que se desarrolle, podemos hablar de dispareunia primaria y secundaria.

  • Primaria. Siempre se ha experimentado dolor antes, durante o después del coito.
  • Secundaria. Las relaciones sexuales no siempre fueron dolorosas.

Por otro lado, conviene señalar que, en ocasiones, la dispareunia puede ser selectiva, es decir, desarrollarse solo en situaciones y contextos concretos, así como limitarse a determinados tipos de estimulación sexual o compañeros sexuales.

Causas psicológicas de la dispareunia

El origen de las relaciones sexuales dolorosas es diverso. Así, puede derivar de causas físicas o psicológicas, que son en las que nos centraremos a continuación.

  • Estrés y ansiedad. Problemas emocionales como el estrés o la ansiedad merman nuestra capacidad de disfrute y, por supuesto, pueden ocasionar dispareunia o incluso provocar que el trastorno sexual se mantenga aún cuando el origen sea físico y esté resuelto.
  • Preliminares inexistentes o insuficientes. Si los prolegómenos son breves, es posible que no se alcance una buena lubricación o una adecuada relajación muscular, dando lugar a penetraciones dolorosas.
  • Creencias sexuales erróneas. En ocasiones, la dispareunia tiene su origen en una educación sexual deficiente, provocando creencias erróneas y sentimientos de culpabilidad, entre otros.
  • Malas experiencias en el pasado. Entre las causas psicológicas de la dispareunia también pueden encontrarse experiencias sexuales traumáticas: abusos, violencia…

Síntomas y consecuencias de la dispareunia

Entre las consecuencias y síntomas de la dispareunia, destacan las siguientes:

  • Relaciones sexuales dolorosas. La persona que sufre dispareunia presenta dolor, ardor, picor o escozor al principio, durante o al finalizar el coito. Además, las mujeres suelen experimentar dificultades en la penetración vaginal.
  • Evitación. Es común que aparezca un gran miedo al dolor, por lo que es habitual que se tienda a evitar el acto sexual.
  • Impotencia, culpa y frustración. La dispareunia puede provocar sentimientos de incapacidad e impotencia, ya que no se conoce la causa de la disfunción ni cómo solucionarla. Asimismo, también ocasiona daños a nivel psicológico, afectando especialmente a la autoestima. Por otro lado, la pareja puede sentirse culpable y, a la larga, generar frustración en ambos.
  • Sentimientos y pensamientos negativos. Bajo estado de ánimo, irritabilidad, vergüenza, ansiedad, inseguridad…
  • Problemas de pareja. A largo plazo pueden desarrollarse conflictos en la pareja. Por eso es importante acudir a un profesional con el fin de tratar y solucionar la dispareunia.

¿Qué hacer si tienes dispareunia?

Si sientes dolor en las relaciones sexuales es importante que acudas a un médico especialista, ya que su origen puede ser físico y requerir tratamiento. Además, si las causas son psicológicas, es conveniente que solicites asesoramiento con un terapeuta de la salud mental para que te ayude a solucionar bloqueos emocionales que puedan causar la dispareunia, pero también a eliminar creencias sexuales erróneas, solventar conflictos con la pareja y mejorar la comunicación con ella o aumentar la autoestima, entre otros.

Asimismo, existen diversos consejos generales que pueden ayudar a mitigar el dolor si su causa es psicológica: cambiar de postura y evitar la penetración profunda, utilizar lubricantes, extender el tiempo dedicado a los preliminares para favorecer la excitación…

Gabineti, tratamiento psicológico para hacer frente a la dispareunia

Si necesitas ayuda para superar la dispareunia a nivel psicológico, en Gabineti contamos con un gran equipo de terapeutas cualificados y especializados que te pueden ayudar a ti y a tu pareja a retomar las relaciones sexuales sin dolor. Por supuesto, las sesiones de psicoterapia son totalmente confidenciales y personalizadas. Además, se realizan de forma online, ajustándonos a tus horarios y necesidades.

Artículo por Gabineti

Gabineti es la plataforma de consulta psicológica online líder en español. El equipo de redactores busca traerte los mejores contenidos semanalmente. Suscríbete a nuestra newsletter para permanecer enterado de todas las novedades.

Artículos relacionados

Trabajar con tu pareja, ¿es una buena idea?

Trabajar con tu pareja, ¿es una buena idea?

Se suele comentar que no es una buena idea mezclar el ámbito personal con el profesional, sin embargo, la realidad indica que el ambiente laboral suele ser un entorno en el que surgen nuevas relaciones sentimentales. Pero, ¿es buena idea trabajar con tu pareja? Como...

Problemas de pareja con la llegada de un bebé

Problemas de pareja con la llegada de un bebé

Las crisis de pareja son algo habitual y, siempre que se sepan gestionar de forma equilibrada, forman parte de la cotidianidad y de lo esperable. Uno de los desencadenantes más comunes se produce con el nacimiento del primer hijo, ya que suele suponer toda una...

Miedo a la soledad, ¿qué es y cómo afrontarlo

Miedo a la soledad, ¿qué es y cómo afrontarlo

Resulta paradójico que en un mundo completamente interconectado en el que podemos comunicarnos con gente que está en la otra punta del planeta, se siga padeciendo, e incluso se incremente, el miedo a la soledad. Pero cuidado, no nos referimos simplemente a no querer...