¿Por qué sentimos nervios en el estómago?

Escrito por Gabineti

Seguro que alguna vez te ha pasado, te encuentras en una situación estresante o estás experimentando algún período de ansiedad y notas cómo el vientre se contrae produciendo una sensación muy desagradable. Esa sensación son los nervios en el estómago.

Pero, ¿por qué nos ocurre? ¿Hay una relación entre el cerebro y el aparato digestivo? ¿Qué podemos hacer para dejar de sentirlos? Te lo contamos en este post.

¿Qué son los nervios en el estómago?

Cuando pasamos por episodios de angustia o ansiedad, uno de los primeros síntomas, además de uno de los más característicos, es tener la sensación de nervios en el estómago. Durante un instante notamos como si todos los nervios del cuerpo estuviesen alojados en esa zona y sentimos una contracción acompañada de un dolor leve, pero que puede repetirse varias veces hasta generarnos un malestar duradero.

Hay veces, por culpa de un estilo de vida frenético en el que nos rodean cientos de problemas y ocupaciones, que nos acostumbramos a convivir con esos nervios en el estómago como si fuesen algo normal y formasen una parte más de las fases de mucha actividad. Pero no es así, ten en cuenta que esas alteraciones, aunque las suframos a nivel físico y eso ya nos conduce a una peor calidad de vida, tienen un origen emocional que podría llegar a ser muy perjudicial para nuestra salud y bienestar.

Por eso es preciso que aprendas y apliques algunas herramientas para mitigar dichas molestias.

¿Por qué aparecen los nervios en el estómago?

Aunque cada persona es diferente y responde de una manera u otra a los estímulos internos o externos con base en muchos factores distintos, sí que se considera que los nervios en el estómago pueden deberse a dos razones de forma general.

A causa de un estímulo concreto

En ocasiones, ante una preocupación inmediata ante un evento en el corto plazo, pueden aparecer los nervios en el estómago. Por ejemplo, si debemos enfrentarnos a un examen decisivo, a una entrevista de trabajo, recibir un diagnóstico médico o dar un discurso ante una audiencia muy amplia, puede aparecer el nerviosismo de forma natural y reflejarse en la boca del estómago. 

En esos casos se trata de una reacción normal de nuestro cuerpo que se pone en alerta y los nervios desaparecerán en cuanto se acabe la situación o el estímulo estresante.

A causa de estados de ansiedad o estrés continuados

En el momento en que nos enfrentamos a etapas de estrés sostenido a lo largo del tiempo o cuando pasamos por un estado de ansiedad, nuestro organismo deja de responder adecuadamente ante los elementos específicos y los nervios estomacales pasan a estar presentes de manera continua.

Dicho de otra forma, cuando empiezas a convivir con niveles altos y constantes de ansiedad, tu sistema de respuesta se activa sin justificación y el dolor y la contracción aparecen, aunque no exista un peligro real. 

¿Cómo controlar los nervios en el estómago?

Aunque puedan parecernos algo pasajero o los normalicemos en muchas situaciones, padecer nervios estomacales habitualmente llega a ocasionarnos problemas que dificultan mucho nuestro día a día como la sensación de estómago revuelto, falta de apetito, dificultad para tragar, acidez, diarrea o calambres entre otros.

Por eso es muy importante darles una solución antes de llegar a ese punto. Para controlarlos, es fundamental tratar la ansiedad a nivel psicológico, averiguar qué la provoca y trabajar a partir de ahí. Si identificamos las preocupaciones, los pensamientos negativos o las motivaciones de nuestro malestar, podremos empezar a buscar herramientas que nos ayuden a revertir la situación.

Nuestros consejos si estás experimentando un episodio de nervios en el estómago son:

  • Acude a un especialista. Un profesional de la salud mental puede ayudarte a detectar los mecanismos que están activando tu ansiedad y trabajar para que seas capaz de mantenerla controlada.
  • Gestiona los nervios. Si te enfrentas diariamente a situaciones muy estresantes, te ayudará trabajar algunos aspectos para manejarte mejor dentro de ellas. Practica periódicamente ejercicios de meditación y relajación para aliviar tus cargas mentales y plantéate una organización minuciosa y, sobre todo, realista. Muchas veces no somos capaces de llegar a todo porque nos planteamos unas expectativas imposibles.
  • Ejercicio y dieta saludable. Elimina cualquier tipo de bebida estimulante de tu día a día, especialmente durante tus horas de trabajo. Evita también comidas muy pesadas o que provoquen acidez. Incorpora alguna rutina de ejercicio, aunque sea moderado, al menos cuatro veces por semana. Todo esto beneficiará a tu aparato digestivo y no le añadiremos más problemas.

Gabineti, terapeutas especializados para controlar los nervios en el estómago

Si estás pasando por una época de ansiedad que se refleja de forma física a través de nervios en el estómago, en Gabineti ponemos a tu disposición un gran equipo de terapeutas que te ayudarán a minimizar la situación y te darán herramientas para que la prevengas en el futuro.

A través de nuestras terapias online, totalmente confidenciales y personalizadas, estarás un poco más cerca de recuperar tu bienestar.

Artículo por Gabineti

Gabineti es la plataforma de consulta psicológica online líder en español. El equipo de redactores busca traerte los mejores contenidos semanalmente. Suscríbete a nuestra newsletter para permanecer enterado de todas las novedades.

Artículos relacionados

Trabajar con tu pareja, ¿es una buena idea?

Trabajar con tu pareja, ¿es una buena idea?

Se suele comentar que no es una buena idea mezclar el ámbito personal con el profesional, sin embargo, la realidad indica que el ambiente laboral suele ser un entorno en el que surgen nuevas relaciones sentimentales. Pero, ¿es buena idea trabajar con tu pareja? Como...

Problemas de pareja con la llegada de un bebé

Problemas de pareja con la llegada de un bebé

Las crisis de pareja son algo habitual y, siempre que se sepan gestionar de forma equilibrada, forman parte de la cotidianidad y de lo esperable. Uno de los desencadenantes más comunes se produce con el nacimiento del primer hijo, ya que suele suponer toda una...

Miedo a la soledad, ¿qué es y cómo afrontarlo

Miedo a la soledad, ¿qué es y cómo afrontarlo

Resulta paradójico que en un mundo completamente interconectado en el que podemos comunicarnos con gente que está en la otra punta del planeta, se siga padeciendo, e incluso se incremente, el miedo a la soledad. Pero cuidado, no nos referimos simplemente a no querer...