¿Por qué me siento solo? Causas, consecuencias y soluciones

Escrito por Gabineti

A pesar de que cada vez estamos más conectados a través de dispositivos digitales, sentirse solo es algo frecuente y que afecta cada día a más personas. Esa sensación de no encajar, de no encontrar un hueco en determinados grupos sociales o de simplemente percibir que no tenemos a nadie cerca suele venir de diferentes factores.

La evolución del ser humano nos ha llevado a ser una especie gregaria, somos animales sociales diseñados para generar comunidades, de ahí que sentirse solo sea una manera de alertarnos, nos inquieta y nos genera un malestar que en ocasiones deriva en ansiedad.

Pero, ¿qué significa exactamente sentirse solo? ¿Es algo que podamos controlar? ¿Qué podemos hacer cuando experimentamos esa sensación? Sigue leyendo porque hoy hablamos de todo ello.

Sentirse solo, causas y consecuencias

Antes de nada, conviene aclarar un pequeño matiz: no es lo mismo estar solo que sentirse solo. Lo primero puede incluso ser deseado, es decir, hay muchas personas que disfrutan de la soledad y la buscan de manera consciente como opción de vida y no existe ningún problema en ello.

Sin embargo, cuando hablamos de sentirse solo ya ponemos el foco en una sensación, una emoción que lleva aparejada una connotación negativa y que, en muchas ocasiones se produce estando en pareja o teniendo grupos sociales amplios de amistades o en un entorno familiar.

Ese sentimiento de soledad no es deseado y llega a generar un estado vital de inquietud y de desasosiego. 

Algunos de los disparadores más comunes a la hora de sentirse solo son:

  • Dificultades para socializar y encajar en un grupo. En ocasiones nos cuesta encajar en determinados grupos. A la vez que buscamos compañía tenemos demasiado altos algunos mecanismos de defensa que nos hacen desconfiar o no nos permiten apreciar a los demás.
  • Sentirnos incomprendidos. Muchas veces esa sensación de soledad está motivada desde la idea de que nadie es capaz de entender lo que somos o de conectar con nuestras emociones.
  • Disparidad de intereses. Uno de los motivos más habituales a la hora de sentirse solo es que no encontramos a nadie en nuestro entorno con quien compartir nuestras inquietudes, aficiones o costumbres.
  • Niveles bajos de autoestima. Otra de las causas comunes al experimentar ese sentimiento de soledad viene de nosotros mismos y de una pobre autopercepción que nos conduce al aislamiento.
  • Expectativas poco realistas. Hay momentos en los que el problema es que volcamos en nuestras relaciones sociales unas expectativas demasiado altas que nos conducen a decepciones, desilusiones, frustración y finalmente a sentirse solo.
  • Problemas de salud mental. Estar experimentado períodos de depresión, episodios de fobia social o determinados trastornos de la personalidad suele llevar aparejado una fuerte sensación de soledad incluso si estamos rodeados de gente.

¿Qué se puede hacer para dejar de sentirse solo?

Llegar a controlar nuestras emociones por completo es imposible, pero sí que podemos permitirnos experimentarlas, comprenderlas y también gestionarlas, ya sea por nosotros mismos o con la ayuda de un terapeuta especializado.

Al percibir esa sensación de soledad no deseada, lo primero que debemos hacer es tomar conciencia de ella. A partir de ahí, tendremos la posibilidad de explorar diferentes alternativas que nos ayuden a realizar un cambio emocional.

La primera de ellas es analizar detenidamente nuestras relaciones y priorizar aquellas que nos hacen sentir mejor para tratar de cuidarlas adecuadamente. El constante ajetreo de nuestras vidas a menudo nos lleva a desatender a ciertas personas o grupos sociales, por lo que es crucial recuperar y fortalecer los vínculos con quienes nos sentimos más conectados y apoyados.

También juegan un papel fundamental en nuestras emociones los lugares y contextos. Una estrategia importante para superar la soledad es visitar los sitios en los que estamos más acogidos y confortables. Además, dedicar tiempo a realizar aquellas actividades que siempre hemos deseado hacer es una excelente manera de cuidarnos a nosotros mismos y de conectar con nuevos grupos sociales que comparten intereses similares.

Mantener una buena alimentación o practicar algún deporte de forma habitual ayuda a mejorar nuestro bienestar a todos los niveles. Priorizar el autocuidado tanto físico como mental es fundamental para gestionar cualquier tipo de emoción negativa.

Gabineti, ayuda psicológica para dejar de sentirse solo

A veces la sensación de sentirse solo viene motivada por una separación, una pérdida o también cuando sufrimos algún tipo de desengaño en nuestros grupos sociales o familiares.

Al experimentarla nos sentimos incomprendidos e incapaces de conectar de una manera profunda con nadie de nuestro entorno. Si ese sentimiento se prolonga durante demasiado tiempo llega a desembocar en estados de depresión o nos genera episodios de ansiedad.

Es en esos momentos cuando conviene recurrir a la ayuda de un profesional de la salud mental. En Gabineti tenemos a tu disposición un amplio grupo de psicólogos especializados que te atenderán de forma online, de manera individual y confidencial para que puedas recuperar tu bienestar.

Artículo por Gabineti

Gabineti es la plataforma de consulta psicológica online líder en español. El equipo de redactores busca traerte los mejores contenidos semanalmente. Suscríbete a nuestra newsletter para permanecer enterado de todas las novedades.

Toda la salud mental en tu correo

De conformidad con el RGPD y la LOPDGDD, GABINETI tratará los datos facilitados con la finalidad de enviar un boletín informativo periódico. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad. Si haces click en el botón SUCRIBIRME usted, mediante acción positiva, entiende y acepta el tratamiento de sus datos tal y como se describe anteriormente.

Artículos relacionados

Adicción al trabajo: ¿Eres un workaholic?

Adicción al trabajo: ¿Eres un workaholic?

En la sociedad actual, donde el éxito y la productividad se valoran sobremanera, la línea entre la dedicación laboral y la adicción al trabajo puede ser difusa. Si bien trabajar duro y estar comprometido con tu profesión son cualidades positivas, cuando estas...

La vigorexia: ¿un problema en aumento?

La vigorexia: ¿un problema en aumento?

En la sociedad actual, donde la imagen corporal juega un papel cada vez más importante, los trastornos relacionados con la percepción de uno mismo están en auge. Uno de ellos es la vigorexia, también conocida como dismorfia muscular, un trastorno que afecta tanto a...