La importancia de romper el techo de cristal

Escrito por Gabineti

El techo de cristal es la metáfora que empleamos para hablar de la desigualdad laboral y de oportunidades que sufren las mujeres, sobre todo cuando se trata de ocupar puestos en los cargos directivos de las empresas.

Si bien es cierto que en muchas sociedades se han realizado grandes avances en términos de igualdad, todavía hay muchos asuntos pendientes de resolver para romper el techo de cristal de una vez por todas. Además, su existencia tiene consecuencias psicológicas sobre las mujeres.

Hoy te hablamos sobre esas barreras y cómo enfrentarlas.

¿Qué es y de dónde viene el techo de cristal?

La definición del techo de cristal más aceptada es la que nos habla de un conjunto de barreras que ocasionan dificultades a las mujeres cuando se trata de ascender a los puestos directivos más altos dentro de las empresas o de organizaciones.

Asimismo, también hablamos de techo de cristal cuando nos referimos a cualquier impedimento artificial u obstáculo invisible que imposibilita el acceso a las mujeres, especialmente las más jóvenes, a puestos de decisión en instituciones públicas o privadas de cualquier tipo.

Además de esos obstáculos o barreras, todas las críticas, recelos, comentarios negativos y cierta condescendencia que reciben aquellas que van logrando ascender en algún campo, también se consideran parte de ese techo de cristal que se resiste a ser atravesado.

Si se construye la metáfora utilizando palabras como “invisible” o “de cristal” es porque muchos de esos factores son difíciles de detectar y aunque no existe una limitación explícita sí que, de forma soterrada, existe una limitación implícita por el hecho de ser mujer.

El origen del techo de cristal como elemento de estudio sociológico y psicológico parte de la consultora estadounidense Marilyn Loden que, en 1978, durante una conferencia sobre los objetivos y ambiciones laborales de las mujeres, expuso que los impedimentos que encontraban muchas de ellas en sus carreras profesionales eran más culturales que personales.

¿Qué consecuencias tiene para las mujeres el techo de cristal?

El techo de cristal repercute sobre las mujeres a nivel laboral, a nivel familiar y también a nivel personal. Algunas de sus consecuencias más relevantes son:

  • Desigualdad a la hora de distribuir las tareas domésticas y las responsabilidades familiares. El techo de cristal sigue provocando que en el caso de que una mujer desee formar una familia será ella quien cargue con el cuidado de los hijos y que para ello llegue incluso a renunciar a su carrera profesional.
  • Creencia de que a ciertas edades contratar o promocionar mujeres puede ser un problema para la empresa. Debido al punto anterior, en muchas empresas revisan con extrema cautela la contratación de mujeres jóvenes o no se fijan en ellas para la promoción interna.
  • Cultura organizativa muy masculinizada. Todos esos prejuicios provocan que cuanto más se sube en la pirámide social en el ámbito público o privado, más difícil resulta encontrar mujeres y, a la vez, hay muchos más hombres decidiendo quiénes ascienden.
  • Menor poder adquisitivo. La brecha salarial que provoca el techo de cristal es mucho más evidente cuanto más aumenta el nivel de los salarios.
  • Reducciones de jornada. La desigualdad en la asunción de responsabilidades familiares provoca que sean las mujeres quienes más solicitan una reducción de horarios o que opten por trabajos de jornadas parciales, afectando visiblemente a su independencia económica y frenando en seco su desarrollo personal y profesional.
  • Necesidad de demostrar su valía constantemente. Todos los factores anteriores desembocan en una de las peores consecuencias del techo de cristal para las mujeres, la lucha constante por tener que demostrar sus capacidades en el ámbito profesional, ya que se les exige un rendimiento perfecto y una entrega absoluta para llegar al mismo sitio que los hombres.

¿Psicología y techo de cristal?

El techo de cristal supone todas las dificultades que ya hemos visto en el ámbito profesional y laboral para las mujeres, sin embargo, también produce efectos graves a nivel emocional y causa conflictos internos que desembocan en trastornos como la ansiedad o la depresión.

La infravaloración que reciben, la ausencia de intimidad reflejada en que sus planes de futuro se convierten en algo público que se discute en despachos en los que se toman decisiones que les afectan, el tener que tomar una decisión entre ser madres o continuar sus carreras o el menosprecio social y cultural, erosionan de forma grave la autoestima y la confianza de las mujeres.

Por eso, para combatir el techo de cristal es altamente recomendable:

  • Mostrar tus habilidades con fuerza. Si eres capaz de desempeñar cualquier tarea muéstralo con orgullo y sin miedo.
  • Generar conciencia sobre el techo de cristal. Habla sobre ello en todos tus ámbitos. Enseña cifras y estudios siempre que sea posible, haz que deje de ser invisible.
  • No permitir el mansplaining, comentarios machistas o situaciones de desigualdad. Si detectas situaciones de este tipo rebélate contra ellas y señálalas. Es necesario seguir visibilizando que todo esto sigue ocurriendo cada día.
  • Dar el primer paso para buscar oportunidades. Si te consideras apropiada para un puesto no esperes a que te lo ofrezcan, da un paso al frente y ofrécete. Demuestra iniciativa.

Gabineti, terapia psicológica para ayudarte con las consecuencias del techo de cristal.

Si estás atravesando un mal momento debido a las consecuencias de enfrentarte al techo de cristal, puedes recurrir a la ayuda de un psicólogo que te brindará las herramientas necesarias para salir de esa situación y enfrentar las dificultades con un ánimo renovado.

En Gabineti tenemos a tu disposición un amplio equipo de especialistas que pueden atenderte con una gran flexibilidad horaria, de forma online, confidencial y totalmente personalizada para que tú solo te tengas que preocupar por recobrar la felicidad. 

Artículo por Gabineti

Gabineti es la plataforma de consulta psicológica online líder en español. El equipo de redactores busca traerte los mejores contenidos semanalmente. Suscríbete a nuestra newsletter para permanecer enterado de todas las novedades.

Toda la salud mental en tu correo

De conformidad con el RGPD y la LOPDGDD, GABINETI tratará los datos facilitados con la finalidad de enviar un boletín informativo periódico. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad. Si haces click en el botón SUCRIBIRME usted, mediante acción positiva, entiende y acepta el tratamiento de sus datos tal y como se describe anteriormente.

Artículos relacionados

¿Cómo detectar la misoginia? Claves para identificarla

¿Cómo detectar la misoginia? Claves para identificarla

La misoginia es el desprecio, el odio o la aversión hacia las mujeres por el simple hecho de serlo. Este rechazo hacia lo femenino se manifiesta en actitudes, comportamientos y creencias más o menos evidentes que discriminan, menosprecian o subyugan a las mujeres...

¿Qué es la tripofobia? Causas y síntomas

¿Qué es la tripofobia? Causas y síntomas

¿Sientes aversión al mirar o estar cerca de una esponja marina, el queso emmental o la estructura hexagonal de un panal de abejas? En ese caso, podrías estar sufriendo tripofobia, una patología que desencadena una reacción de miedo, asco o repulsión al ver elementos...

Secretos de la psicología en el rendimiento deportivo

Secretos de la psicología en el rendimiento deportivo

¿Sabes qué papel juega la psicología en el rendimiento deportivo? Al contemplar a un atleta de élite, es común enfocarse en sus aptitudes físicas y técnicas, así como en los exigentes entrenamientos que debe realizar. Sin embargo, a menudo olvidamos su preparación...