Clinomanía o clinofilia: definición, causas y síntomas

Escrito por Gabineti

Por suerte cada vez existe una mayor conciencia en la sociedad sobre la importancia de reconocer y actuar contra las dolencias emocionales y mentales. Entre todas ellas, una de las más extendidas es el trastorno de ansiedad. Un problema del que pueden surgir diferentes complicaciones y una de ellas es la clinomanía, también conocida como clinofilia.

Pero ¿qué es la clinomanía? Y, sobre todo, ¿cómo se puede tratar? La clinomanía es una obsesión en la que se siente la necesidad de estar tumbado constantemente en la cama sin ninguna enfermedad orgánica o dolencia física que lo justifique.

Si quieres saber más sobre la clinomanía, sus síntomas y cómo poder enfrentarla sigue leyendo porque en este post te damos las claves.

Clinomanía, un trastorno con estigma social

Cuando una persona sufre de clinomanía tendrá una tendencia excesiva a permanecer durante horas tumbado en una cama y sin ganas ni fuerzas para realizar ningún otro tipo de actividad. Es posible que vaya perdiendo contacto con todos sus grupos sociales e incluso que se dañe mucho su rendimiento laboral.

Esto suele verse acompañado por el estigma de la incomprensión familiar y aparecerán una serie de etiquetas muy comunes que reciben todos aquellos que padecen la clinofilia: flojo, vago, deprimido…

Sin embargo, esta obsesión tan característica responde más a períodos de ansiedad que, en caso de no detectarse a tiempo, sí que podrían desembocar en una depresión bastante grave.

¿Cuáles son las causas más comunes de la clinofilia?

Son varios los desencadenantes que podrían provocar una clinomanía:

Estrés prolongado

En ocasiones podemos caer en una tendencia de autoexigencia muy alta. Queremos hacernos cargo de todo y vivimos encerrados en una lista de tareas constante que nunca se acaba. Cuando esto sucede se puede llegar al punto de querer cortar de golpe para refugiarnos en un lugar seguro y olvidarnos de nuestras obligaciones. Cuando esta situación se extiende en el tiempo se puede llegar a caer en una clinomanía. 

Ansiedad social

Hay veces en las que sentimos que no somos capaces de enfrentarnos a un evento o a una situación concreta. Puede que nos remueva de alguna forma, que nos haga sentirnos incómodos, que nos parezca que es el peor momento para vivirla o que nos obligue a pasar tiempo con gente que no es de nuestro agrado.


Cuando esto sucede se puede caer en la evitación y en la búsqueda de seguridad, y quedarse en la cama esperando que todo pase podría parecer una buena solución.

Enfermedades mentales

Trastornos como la bipolaridad o la demencia también pueden desencadenar una clinomanía.

Síntomas más frecuentes de la clinomanía

Para detectar una clinomanía antes de que empeore y pueda desembocar en algo más grave podemos fijarnos en sus síntomas más comunes:

  • Aislamiento. Las personas que sufren de clinomanía pasan cada vez más tiempo solos, dejan de hacer planes, dedican su tiempo de ocio a estar en la cama y apenas salen de ella más que para ir al baño.
  • Cambios en el carácter. Sufren alteraciones de su estado de ánimo con frecuencia y pueden pasar de momentos de tristeza, normalmente vinculados a la obligación de acudir a eventos sociales, con momentos de euforia cuando encuentran excusas o pretextos que poder utilizar para quedarse en casa.
  • Poca fuerza de voluntad. En ocasiones, las personas afectadas por la clinofilia expresan que no tienen la fuerza suficiente para levantarse o incluso que hay algo superior que se lo impide.
  • Preocupación excesiva por todos los elementos del dormitorio. Al pasar tanto tiempo metidos en la cama comienzan a desarrollar una inquietud por todos sus accesorios. Al sentir placer por estar acostados se interesan por hacerlo en un mejor colchón, con la almohada más cómoda posible, con las sábanas más impolutas, los edredones más calientes, con la iluminación adecuada… Pequeñas obsesiones que alimentan una obsesión mayor.
  • Sentimiento de culpa. Al no salir de la cama más que para lo realmente imprescindible, puede llegar a desarrollarse un sentimiento de culpa que genera un estado de tristeza que contribuye todavía más a la desmotivación.
  • Empeoramiento de la vida laboral. La tendencia a estar en la cama más de lo aconsejable puede llegar a afectar a las obligaciones laborales llegando incluso a ocasionar algún tipo de amonestación o un despido.

¿Cómo tratar la clinomanía?

Cualquier trastorno de ansiedad, como lo es la clinomanía, debería ser siempre tratado por un psicólogo que ayude a gestionar la situación antes de que se agrave y permita recuperar la vida social, familiar y laboral de la persona que lo sufra.

Gabineti, ayuda psicológica online para salir de la clinomanía

Si empiezas a detectar alguno de los síntomas de la clinomanía o crees que ya podrías estar dentro de ella, es importante que conectes cuanto antes con un especialista de la salud mental para que te ayude a controlar la situación y puedas recuperar la ilusión en tu vida. En Gabineti tenemos a tu disposición un gran equipo de psicólogos que te proporcionarán las herramientas necesarias a través de sesiones individuales, online, con una gran libertad horaria y totalmente confidenciales para que tú solo tengas que preocuparte por recuperar la estabilidad.

Artículo por Gabineti

Gabineti es la plataforma de consulta psicológica online líder en español. El equipo de redactores busca traerte los mejores contenidos semanalmente. Suscríbete a nuestra newsletter para permanecer enterado de todas las novedades.

Artículos relacionados

Trabajar con tu pareja, ¿es una buena idea?

Trabajar con tu pareja, ¿es una buena idea?

Se suele comentar que no es una buena idea mezclar el ámbito personal con el profesional, sin embargo, la realidad indica que el ambiente laboral suele ser un entorno en el que surgen nuevas relaciones sentimentales. Pero, ¿es buena idea trabajar con tu pareja? Como...

Problemas de pareja con la llegada de un bebé

Problemas de pareja con la llegada de un bebé

Las crisis de pareja son algo habitual y, siempre que se sepan gestionar de forma equilibrada, forman parte de la cotidianidad y de lo esperable. Uno de los desencadenantes más comunes se produce con el nacimiento del primer hijo, ya que suele suponer toda una...

Miedo a la soledad, ¿qué es y cómo afrontarlo

Miedo a la soledad, ¿qué es y cómo afrontarlo

Resulta paradójico que en un mundo completamente interconectado en el que podemos comunicarnos con gente que está en la otra punta del planeta, se siga padeciendo, e incluso se incremente, el miedo a la soledad. Pero cuidado, no nos referimos simplemente a no querer...